logo logo
icon icon icon
icon
Inicio / Contenidos / Acciones en tu perro que denotan alegría, duda, sospecha o miedo

Acciones en tu perro que denotan alegría, duda, sospecha o miedo

Mascotas.com
16 Ene, 2022
Perros
Salud y bienestar
285
<- Regresar a contenidos

Mónica Rodríguez, adiestradora canina señaló para la revista digital Hola: “Al final los códigos de comunicación entre perros y personas se acaban construyendo con el paso de los años, prueba-error, cada familia comprende a su perro de forma única”.

 

¿La mirada del perro puede decirnos algo?

“Hay personas que me dicen que cuando su perro ha estado rebuscando en la basura y poniendo patas arriba la cocina, al llegar a casa ellos lo saben con tan solo verle la cara, porque hay una expresión de culpabilidad en el perro, esto es posible, pero habría que explicar qué significa la culpabilidad en un perro, pues ese tipo de condiciones, sentimientos y situaciones no existen como tales en su mundo”.

 

Lo primero que tenemos que hacer para comprender el lenguaje corporal de los perros es quitarnos de encima toda la complejidad humana, el sentimiento de amor, de culpabilidad o de enfado. Los perros viven el aquí y el ahora, por tanto muchas de las expresiones de los perros no se corresponden con el sentido que nosotros le querríamos dar.

 

Según explica Mónica, la memoria juega un papel muy importante en los mensajes que los perros trasladan a los humanos. Ellos no se remontan a hechos anteriores o a cuestiones complejas. Por eso, cuando un perro nos está queriendo decir algo, a veces es mucho más sencillo de lo que nosotros queremos entender. 

 

¿Los perros mueven la cola como signo de alegría?

“Anatómicamente los perros tienen cola para mantener el equilibrio, les sirve como timón cuando caminan por terrenos irregulares o cuando buscan la mayor agilidad. También les sirve para diseminar olores de sus glándulas anales con el fin de marcar territorio o aparearse. Sin embargo también la usan para comunicarse, un perro nunca mueve la cola cuando está solo en casa, por tanto se entiende que utilizan este movimiento como signo de comunicación cuando no es por una cuestión fisiológica”.

 

¿Entonces, qué quiere decir este movimiento de cola? 

Generalmente denota duda, sorpresa o advertencia. No necesariamente alegría. “Si llegas a casa y tu perro mueve la cola, se podría analizar este acto más bien como que está digiriendo la sorpresa por un encuentro que le es sugestivo, y no tanto como una cuestión más humana como la alegría, el amor o darte un mensaje de bienvenida, que son cuestiones más cercanas a los significados y la comunicación humana pero que no tienen tanto que ver con el aquí y ahora de los perros”, explica Mónica

 

Signos de amor y de cercanía

Sin duda los perros tienen actitudes íntimas con sus dueños que jamás tendrían fuera del hogar. Una de las posturas que marcan un antes y un después en la relación con un perro es verle dormir boca arriba. “Que un perro duerma mostrando la tripa es una señal instintiva de que se siente protegido y que confía totalmente en el entorno. Los perros, como todos los mamíferos, tratan de no dormir dejando desprotegidas sus debilidades, y la tripa es la zona más sensible”, explica Mónica.

 

Cuidado, las posturas de tu perro no siempre son felices

Los perros utilizan su cuerpo también para expresar incomodidad, nerviosismo y con ello advierten que la situación puede desembocar en un conflicto. Lo cual es una herramienta muy útil para tratar de solucionar situaciones de agresividad antes de que vayan a más. Los perros se defienden primero con advertencias, que son muy fáciles de detectar.

 

“Si tu perro pone su cuerpo rígido, saca pecho, tensa la boca, su labio vibra mostrando los dientes, mantiene la mirada fija y la cola recta hacia arriba, está diciendo: ni te me acerques. Esta postura no suele utilizarse con humanos, y mucho menos con los miembros de la familia, se reserva más bien para conflictos con otros perros”, explica Mónica.

 

Por otro lado, si el perro se queda muy quieto, bosteza, tiene el rabo entre las piernas, babea en exceso y mueve bruscamente la cabeza, estaríamos presenciando lo más cercano a un ataque de ansiedad. “Los perros, cuando están sobrepasados, nerviosos o con un alto nivel de estrés, denotan posturas de bloqueo e indefensión, que suelen ir acompañadas de acercamientos a su amo, que querrían decir algo así como: ayúdame, no entiendo nada, no sé qué hacer: protégeme”.

Comparte este evento en tus redes
Comentar
icon
¿Aún no estás registrado?
Identifícate y obtén contenidos personalizados.
1
2
3
Otras secciones