logo logo
icon icon icon
icon
Inicio / Contenidos / Alimentos que no debes dar a tus mascotas. Parte 2

Alimentos que no debes dar a tus mascotas. Parte 2

Mascotas.com
14 May, 2021
Perros
Alimentación y nutrición
603
<- Regresar a contenidos

Masa de pan

Si bien es bastante seguro que tu perro coma pan cocido, no es posible decir lo mismo de la masa del pan. Esta mezcla con levadura puede desencadenar una reacción química catastrófica en el estómago de tu mascota.


Uvas y uvas pasas

Así sean frescas o secas, estas frutas son sumamente tóxicas para los perros y los gatos. Un racimo de uvas podría ser mortal para un perro que pesa unos 10 kg. 


Cebollas

Las cebollas contienen disulfuro y tiosulfato, sustancias sumamente peligrosas para varios carnívoros domésticos (en particular, gatos, perros y hurones). Estos compuestos pueden destruir los glóbulos rojos.


Huevos crudos

La clara de huevo contiene avidina, una proteína que bloquea la capacidad de las mascotas de usar la vitamina B. Comer huevos crudos podría, por lo tanto, dar lugar a la pérdida de pelo y a problemas cutáneos o, con el tiempo, incluso a problemas neuromusculares.


Alcohol

Los dueños de mascotas irresponsables soñarían en darles alcohol a sus animales. No obstante, asegúrate de que tu mascota no lo ingiera accidentalmente al lamer gotas del suelo. La intoxicación por alcohol en el caso de los perros y los gatos se asemeja a la que ocurre en el caso de los humanos: mareos, vómitos e, incluso, estado de coma.


Xilitol

El xilitol se utiliza como un sustituto del azúcar en muchos productos que usamos a diario (goma de mascar, dulces, catsup, pasta dental). Si bien no es perjudicial para los seres humanos, este endulzante podría ser mortal para tu mascota, en particular, para los perros que tienden a comer todo lo que encuentran. El xilitol puede causarles hipoglucemia a nuestros amigos de cuatro patas entre 30 minutos y 12 horas después de su consumo.


Papas crudas

Las papas crudas o verdes, o los brotes de estas, presentan elevados niveles de toxicidad debido a los alcaloides que contienen. Estas moléculas están presentes en toda la planta: en las hojas, los brotes, las flores y las papas en sí mismas. Aproximadamente 12 horas después de ingerir papas crudas, tu mascota podría comenzar a experimentar problemas nerviosos, respiratorios y digestivos.

Comparte este evento en tus redes
Comentar
icon
¿Aún no estás registrado?
Identifícate y obtén contenidos personalizados.
1
2
3
Otras secciones