logo logo
icon icon icon
icon
Inicio / Contenidos / Diabetes mellitus en gatos ¿qué es y cómo la tratamos?

Diabetes mellitus en gatos ¿qué es y cómo la tratamos?

Mascotas.com
18 Jun, 2020
Gatos
Salud y bienestar
1109
<- Regresar a contenidos

La diabetes mellitus es una enfermedad endocrina frecuente en los gatos y su incidencia está aumentando, debido a factores como la obesidad, la inactividad física y la edad avanzada; la mayoría de los casos son muy similares a la humana tipo 2, donde hay una escasa secreción de insulina. 


Se clasifican en dos tipos: los que son dependientes de insulina (DMDI) y los no dependientes (DMNDI). 


La primera clasificación se considera así por tener una falta de secreción de dicha sustancia, mientras que la segunda se caracteriza por manifestar niveles anormales o aumentados, y es más recurrente en gatos obesos.


DIABETES POR EXCESO DE SUSTANCIAS DIABETOGÉNICAS


Otra no menos importante es la diabetes provocada por el exceso de sustancias diabetogénicas como corticosteroides y la progesterona, así como enfermedades que causen aumento de ambas.


Afecta a todas las edades, con una mayor predisposición en machos y dependiendo de la gravedad y de la evolución de la enfermedad variarán los síntomas; estos pueden ir desde la pérdida de peso, las alteraciones en su pelaje, el mal aliento y la deshidratación, hasta la formación de cataratas, infección del tracto urinario y el aumento del consumo de agua.


Como se mencionó, uno de los factores de riesgo es la obesidad, por lo que debemos de cuidar y evaluar la condición corporal del gato para que siempre sea óptima.


LAS INYECCIONES NO SIEMPRE SON NECESARIAS


Debido a que los felinos padecen diabetes tipo 2, las inyecciones de insulina no son necesarias en todos los casos. Lo primero que el veterinario puede recomendar son cambios en la dieta para propiciar la pérdida de peso, esto también se puede realizar con medicamentos.


Cuando ya se esta llevando a cabo un tratamiento se recomienda realizar pruebas periódicas de orina y sangre para monitorear de manera constante la salud del animal.


En algunos casos, este es un padecimiento que también se puede prevenir manteniendo el peso de gato dentro de un rango saludable para reducir el riesgo, sin embargo, no siempre se puede evitar.


Las visitas regulares al veterinario para chequeos y controles de bienestar pueden ayudar a generar un diagnóstico temprano para iniciar con el tratamiento tan pronto como sea posible; es importante recordar que muchos gatos viven una vida activa y feliz una vez que su diabetes está bien controlada.

 

Comparte este evento en tus redes
Comentar
icon
¿Aún no estás registrado?
Identifícate y obtén contenidos personalizados.
1
2
3
Otras secciones