logo logo
icon icon icon
icon
Inicio / Contenidos / El poodle, un ejemplo de la realeza canina

El poodle, un ejemplo de la realeza canina

Mascotas.com
17 May, 2022
Perros
Razas
276
<- Regresar a contenidos

El poodle, caniche o barboncino, son de los perros más comunes en los hogares, generalmente en su presentación más pequeña, sin embargo, también existen los tipos estándar y toy, todos considerados como de la misma raza.

 

Es una de las castas más antiguas que históricamente estuvo ligada a la nobleza y a la alta aristocracia, pero con el paso del tiempo ha cambiado de posición, llegando a ser hasta animal de trabajo.

 

Gracias a su aspecto amigable y tierno siempre ha sido una mascota ideal, e incluso registros históricos dicen que se le podía ver de manera común en la corte francesa del rey Luis XVI.

 

Por su pelaje nítido, su capacidad para la natación y su gran inteligencia, resultaban ideales para cacerías pues por su suave dentadura eran entrenados para recoger presas heridas o muertas sin dañarlas.

 

Estos animales viven hasta los 12 años y se caracterizan por su alegría y su actividad, son animales muy juguetones que deben ser adiestrados correctamente, de lo contrario son capaces de romper todo lo que encuentran.

 

Requiere cuidados específicos, pues su pelaje es propenso a nudos, por lo que es conveniente cepillarlo a diario y bañarlo una vez al mes, para evitar que el pelo se reseque; sin embargo, no es conveniente mojarlo antes de los tres meses de edad.

 

Esta raza es sumamente receptiva e inteligente, lo que quiere decir que aprenderá con facilidad a través del entrenamiento, ya que puede mantener la atención sin distraerse más que otras castas. De hecho, en muchas ocasiones se les entrena como perros de vigilancia y rescate.

Comparte este evento en tus redes
Comentar
icon
¿Aún no estás registrado?
Identifícate y obtén contenidos personalizados.
1
2
3
Otras secciones