logo logo
icon icon icon
icon
Inicio / Contenidos / Estreñimiento en perros, ¿cómo reconocerlo y evitarlo?

Estreñimiento en perros, ¿cómo reconocerlo y evitarlo?

Mascotas.com
28 Jun, 2020
Perros
Salud y bienestar
863
<- Regresar a contenidos

El principal síntoma del estreñimiento en perros es la dificultad para eliminar las heces, además de que pueden llegar a presentarse vómitos, anorexia, dolor abdominal y otros problemas; uno de los principales es lo que se le conoce como tenesmo, y se refiere a la necesidad de defecar acompañada de dolor.


Cuando hay estreñimiento el perro intenta defecar, pero no lo consigue, o solo salen en pequeñas cantidades duras y secas. Los perros de manera normal suelen hacerlo de una a dos veces al día, esto dependerá del alimento que consume y de sus hábitos.


Regularmente el intestino se mueve constantemente, esto facilita la mezcla de alimentos con las secreciones intestinales, cuando las heces de los perros pasan más tiempo de lo normal en el colon, este sigue absorbiendo agua, y hace que  se vuelvan duras y secas, lo que hace más difícil expulsarlas.


Cuanto más tiempo pase tu perro sin hacer sus necesidades, más grave será el problema, ya que el excremento seguirá acumulándose y endureciéndose, llegando a el punto donde el colon se dañe.


DIETAS INADECUADAS


Algunas posibles causas para el estreñimiento son las dietas inadecuadas, lo que generalmente pasa por comer huesos, pues estos no se digieren correctamente y acaban formando una masa dura.


Otro factor común es la falta de fibra; recordemos que esta nos ayuda a mantener el tránsito intestinal en buen estado. Por otro lado, la disminución de movimientos intestinales, puede ser causada por medicamentos como los diuréticos, suplementos de hierro, protectores de estómago.


También puede suceder por retención voluntaria, a causa del estrés provocado por la falta de paseos o algún dolor.


¿QUÉ HACEMOS SI EL PERRO SUFRE ESTREÑIMIENTO?


Lo qué podemos hacer es estimular el consumo de agua, ya que es fundamental para ablandar las heces y que estas puedan salir, además podemos añadir fibra a su dieta, como salvado de trigo; esto mejorará la movilidad intestinal e incrementará la frecuencia de la defecación.


Otra opción es usar laxantes, los cuales ayudarán a reblandecer las heces para su posterior expulsión; también es importante controlar el peso del perro, pues la obesidad favorece el estreñimiento.


Debemos señalar que si el perro no ha defecado en 48 horas, o muestra algún otro síntoma, debemos acudir inmediatamente al veterinario para resolver cualquier posible problema.

 

Comparte este evento en tus redes
Comentar
icon
¿Aún no estás registrado?
Identifícate y obtén contenidos personalizados.
1
2
3
Otras secciones