logo logo
icon icon icon
icon
Inicio / Contenidos / Fuegos artificiales, ¿cómo impacta la pirotecnia en los animales de compañía?

Fuegos artificiales, ¿cómo impacta la pirotecnia en los animales de compañía?

Mascotas.com
24 Dic, 2020
Perros
Otra(s)
142
<- Regresar a contenidos

Está por terminar el año y aunque para algunos esto es sinónimo de alegría, no lo es para muchos dueños ni para sus perros, debido a que sufren por los ruidos extremos que ocasionan los fuegos artificiales de fiestas religiosas o de fin de año.


Los perros pueden tener miedo a los cohetes y es normal porque es una conducta que les permite adaptarse a diferentes situaciones, e
l problema es cuando se vuelve una fobia y se convierte en un problema conductual que puede afectar su salud, enfrentarlos a  accidentes graves o a verdaderos momentos de peligro.


Este miedo o fobia en los perros puede deberse a múltiples factores como no haberlos socializado desde pequeños a ruidos fuertes
o porque tuvieron alguna experiencia traumática.


Cuando están frente a esta situación, muchos de los perros manifiestan conductas que no son normales, intentan huir, presentan ansiedad, ataques de pánico y/o agresividad defensiva, salivan demasiado, se orinan o defecan, hiperventilan, se paralizan,  presentan taquicardia y algunos pueden llegar a sufrir paros cardiacos.


¿Tu perrito sufre con los ruidos fuertes de los fuegos artificiales? Sí es así, la doctora
Claudia Edwards, etóloga y directora de programas en Humane Society International México nos comenta algunas recomendaciones para ayudarle a disminuir esa fobia o miedo.


Antes:

A lo largo del año, acostumbra a tu perro a estar en un lugar de seguridad y una transportadora puede funcionar muy bien. Hay perros que se asustan tanto que rompen ventanas, se escapan o se lastiman, así que esta opción es perfecta.


Enseña a tu perro a que la transportadora es un lugar feliz y seguro;
coloca ropa tuya, su mantita o su juguete favorito. Enséñale con comida o premios pequeños.


Pon ruidos de fuegos artificiales muy bajitos y en ese momento juega con tu perro, dale cosas atractivas. Sube gradualmente el volumen para que la próxima vez se acuerde de los juegos y la comida, y así lo relacione con una reacción positiva donde no pasa nada.


Ante la posibilidad de que pueda escapar, debe portar una placa con tus datos (nombre y teléfono).


Durante:

Provéele un sitio de refugio y seguridad. Si tu perro ya tiene uno, por ejemplo, el fondo del clóset, déjaselo. Si no, hay que brindarle uno como la transportadora.

 

Comparte este evento en tus redes
Comentar
icon
¿Aún no estás registrado?
Identifícate y obtén contenidos personalizados.
1
2
3
Otras secciones