logo logo
icon icon icon
icon
Inicio / Contenidos / Tips y recomendaciones básicas para asear orejas y oídos de tu gato

Tips y recomendaciones básicas para asear orejas y oídos de tu gato

Mascotas.com
06 Mar, 2021
Gatos
Salud y bienestar
639
<- Regresar a contenidos

Para asegurar el buen funcionamiento de las orejas y oídos de tu gato, será necesario que cumplas ciertos requisitos a manera de capacitación para ser apto y poder revisar esta delicada parte del cuerpo de tu mascota, en caso contrario, podrás siempre llevarlo con tu médico veterinario de confianza quien seguramente hará el aseo por ti.


Lo primero es una
examinación del oído externo, aquí tienes que tomar en cuenta esta parte de su fisionomía, la pinna. ¿Pero qué es esto de la pinna?, bueno, es esa bolsa que tiene tu gato en el borde de las orejas, ¿la ubicas?, esta tiene que tener una capa de pelo en la superficie externa mientras que por dentro, tendrá que presentar un color rosado claro sin rastro de costras, enrojecimiento ni hinchazón. Cualquier cambio o alteración, no lo pienses dos veces y acude con el veterinario para un diagnóstico acertado.


Para el
oído interno, será necesario primero, generar tranquilidad en tu gato, quizás una de sus habitaciones preferidas puede ser un buen lugar, luego, tendrás que doblar suavemente su oreja para mirar el canal auditivo, este tiene que observarse en un color rosa más pálido, sin olor alguno y una cantidad mínima o nula de cera. De nueva cuenta, fíjate muy bien que no presente arañazos, heridas o costras. Si hay exceso de cerumen, olores extraños o cualquier cosa que no se vea del todo normal, nuevamente insistimos, acude al veterinario porque esto puede significar alguna infección u otitis.


Una vez que has revisado estos dos aspectos de tu gato, lo que sigue es proceder a la limpieza,
empezaremos de afuera para adentro, primero la parte externa con una toalla humedecida en agua templada y un poco de champú; con movimientos suaves se aseará la zona peluda y luego se retirarán los restos de jabón.


Finalmente el interior del oído.
Para esta zona se recomienda usar un limpiador de oídos específico para gato (pregunta a tu veterinario, él podrá recomendarte el mejor). Luego, comenzaremos abriendo la oreja y echando una gota del limpiador dentro, sin soltar la oreja (para que no se sacuda), realizaremos un masaje en la base; acto seguido podemos soltar la oreja para que tu mascota se sacuda y elimine por sí solo el resto de cera que pueda estar acumulado.


Limítate a limpiar solo la parte inferior del oído del gato, nunca el canal auditivo.

 

Comparte este evento en tus redes
Comentar
icon
¿Aún no estás registrado?
Identifícate y obtén contenidos personalizados.
1
2
3
Otras secciones